domingo, 7 de octubre de 2018

104º ASALTO: TIRAR DE LA PALANCA EN CASO DE EMERGENCIA

Tirar de la palanca en caso de emergencia
Estás cansada y sientes frío, aunque él te abrace. En los vagones de primera la temperatura siempre es demasiado baja. Apoyas la cabeza en su hombro y cierras los ojos, intentando distinguir el imperceptible traqueteo del tren. Tendrías que dormirte pero no lo consigues. Hace tanto que viajas en una duermevela constante que ya no sabes si esta era la vida que habías soñado o si todavía sigues soñando. A veces, abres los ojos y la velocidad de los árboles te asusta. Te gustaría levantarte y tirar de la palanca, que el tren y los árboles frenasen de golpe, que las nubes y las personas se detuviesen, para bajarte en medio de la nada, para caminar descalza y volver a sentir el cosquilleo de la hierba en las plantas de los pies, el sol ruborizarte las mejillas; pero no te atreves, llevas tanto tiempo subida a su tren de vida que ya no te atreves. Y te dejas llevar por ese traqueteo imperceptible, mientras te haces la dormida y te abrazas a él, intentando combatir ese frío que llena los vagones de primera, donde el aire acondicionado siempre está demasiado alto.
Relato inpirado en la fotografía de Vivian Maier que encabeza el texto para la web-concurso de ENTC

4 comentarios:

  1. Qué bien describes el frío de vivir una vida que no es la tuya. Buen regreso al blog. Ay, esos blogs..., nunca debimos apearnos de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Araceli. Tienes razón, yo no tiro la toalla. Voy a intentar darle un empujoncito.

      Eliminar
  2. El frío de dejarse llevar, de la falta de personalidad. Una grata sorpresa. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita, Jose Antonio. Un abrazo.

      Eliminar

EL COMBATE DE LOS VIERNES: MONTERROSO VS ARREOLA

Hoy, en los combates de La toalla, dos de los padres del microrrelato, dos auténticas bestias del género: Augusto “Dinosaurio” Monterros...