miércoles, 18 de marzo de 2015

78º ASALTO: ART. 47.7 (Seleccionado en Febrero en la Microbiblioteca)


ART. 47.7


Y un día prohibieron hacer el amor. Argumentaron que, como la reproducción de nuestra especie estaba totalmente garantizada por los avances científicos, ya no sería necesario ensuciar nuestros cuerpos con actos impuros. Al principio desafiamos la ley y hacíamos el amor en privado, hasta que comenzó la represión. Entraban de noche en las casas de todos los que éramos sospechosos de infligir el artículo 47.7, con la intención de sorprendernos in fraganti. Rompieron cristales. Derribaron puertas. Nos fotografiaban desnudos y nos sacaban a rastras de las habitaciones. Se nos acusó de pervertidos, de inmorales, de revolucionarios. Empezaron las delaciones y los interrogatorios, los procesos, las castraciones,las ablaciones. Pronto se prohibieron las caricias, los besos, las miradas. Para entonces muchos ya habíamos decidido huir de las ciudades y cada noche hacíamos el amor en los baños de los aeropuertos abandonados, en los coches de los desguaces, en las barcas encalladas de las playas, en los cobertizos de las granjas derruidas que encontramos camino hasta aquí, donde todos vosotros habéis nacido, donde podréis seguir amándoos en libertad.

Art. 47.7 ha sido seleccionado este mes en La microbibilioteca en la categoria de castellano, en compañia de "Finlandia", de Fran Rubio Consuegra, "Los Alvarado", de Mar Horno y "El descanso", de Placido Romero. El ganador mensual fue Eduardo Iáñez con "La Tarde en la frontera".

En catalan la ganadora fue "Caché" de Cristina Garcia y los seleccionados, Nicolas Jarque y sus "Francotiradors" y "El far" de M.Carme Marí.

Podéis leerlos todos los finalistas aquí y los ganadores allá.

 

martes, 10 de marzo de 2015

77º ASALTO: VIDAS DE NOVELA (FINALISTA SEMANAL EN RELATOS EN CADENA)


VIDAS DE NOVELA

Seguía atrapado allí dentro, entre las páginas del libro. Empecé a leerlo una tarde y me metí tanto en la trama que, antes del anochecer, alrededor de la página cien, ya me había convertido en un personaje más. Cuando llegó mi esposa, se encontró la luz encendida y el libro abierto sobre el sofá, pero ni rastro de mí. De eso hace ya unas semanas. Yo estoy bien. Ahora soy periodista y llevo una vida más intensa, pero empiezo a echarla en falta. A ver si un día se le ocurre coger el libro y a ella también le atrapa, como a mí.

Vidas de novela es uno de los tres microrrelatos elegidos finalistas esta semana en el Concurso Relatos en Cadena, de la SER. 

99º ASALTO: MAR DE AMORES

MAR DE AMORES Después de horas y horas de llorar a mares, el apartamento se había inundado por completo. Llamé al seguro, diciendo que...