sábado, 15 de noviembre de 2014

74º ASALTO: DULCES SUEÑOS

 
 
El niño dio un largo bostezo, cerró los ojos y se abrazó a la almohada. Agotado de corretear de un lado para otro, el conejo se detuvo, miró al pequeño, afirmó con la cabeza y, de un salto, desapareció dentro del sombrero. El monstruo se ocultó en el armario y las hadas se esfumaron, dejando una nube de estrellas en la habitación. El caballero y el dragón, vencidos por el cansancio, acordaron una tregua, y la princesa, que hacía rato que se había puesto el camisón, se retiró a sus aposentos. El padre cerró el libro y apagó la luz.
 
Microcuento seleccionado esta semana en el programa Wonderland de Radio4. Podéis leer el ganador y el resto de seleccionados en el Blog del programa.

8 comentarios:

  1. Pasaba por aquí...
    Enhorabuena, Ernesto. Estar en Wonderland siempre es un lujo. Y no me extraña con lo que has presentado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Majo. Ya falta poquito, ¿no? Espero tenerte pronto en mis manos. Abrazo.

      Eliminar
  2. Enhorabuena Ernesto. Original, fantasioso, merecido galardón.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
  3. Precioso Ernesto. Claro que con esas musas es más fácil. Enhorabuena triple. Estás en racha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona. Soy Gloria Arcos. Nunca me acuerdo cuando aparece el nombre.

      Eliminar
  4. excelente micro, todo ternura.
    www.senddero.wordpress.com

    ResponderEliminar

96º ASALTO: EL DE LA VERGÜENZA (incluido en Deantología)

EL DE LA VERGUENZA Los canapés fueron desapareciendo de la bandeja, hasta que sólo quedó uno. La conversación variaba de un tema a otro...