martes, 18 de septiembre de 2012

VIEJAS GLORIAS: PECES


“Un hombre está sentado a la orilla de un río pescando. ¿Quién está pescando a quién? ¿El hombre al pez o el pez al hombre?".

Dejé la tiza sobre la mesa y la frase quedó flotando en la pizarra. “Para el lunes, 1000 palabras”. Mientras me paseaba, exhibiendo mi imagen seductora de profesor enigmático, sentí el aleteo de sus pestañas siguiéndome por el aula. Me recreé en sus piernas. La sirena anunció el final de la clase y los alumnos se dispersaron entre la bruma. Ella salió la última, dejando una estela de burbujas en el aire. El lunes no entregó el ejercicio. Por la tarde, me la crucé en los soportales del instituto. Un chico la estaba besando. Me sonrió y noté que me ahogaba. No me atreví a suspenderla.

Mientras recuperamos el hábito de la escritura, este viejo microrrelato, premiado en el concurso de la Cadena Ser"El mejor final de la historia".  


1 comentario:

  1. ¡Qué bueno, Ernesto!

    No es de extrañar que fuera premiado, porque este micro -de tomo ajustadísimo a la sensibilidad del relato- se hace con una actitud lectora muy cómplice desde la primera línea.

    Me alegra -y mucho- tenerte de vuelta por aquí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

98º ASALTO: OLA DE CALOR (INCLUIDO EN LA MICROENCICLOPEDIA)

Ola de calor* Desde que volviste, las temperaturas no paran de subir y los poetas se evaporan al sol, dejando un charco de letras sobr...