domingo, 27 de noviembre de 2011

39º ASALTO: CÚMULOS, CIRROS, ESTRATOS

Corro por la Meseta Central y la hierba me acaricia las plantas de los pies. Al adentrarme en la Cordillera Penibética, el terreno se empina. Conquisto la cumbre y me lanzo al vacío. Caigo sobre un esponjoso cúmulo y los vientos alisios me llevan al norte. ¡Qué vista tan maravillosa! Desde aquí puedo distinguir el río Duero y todos sus afluentes. Un ejército de elfos atraviesa la provincia de Soria. Salto de un cúmulo a otro, hasta llegar a los estratos, pero cuando estoy a punto de alcanzar los cirros, el grito del profesor me devuelve a la clase de geografía.

5 comentarios:

  1. Muy bueno, Ernesto, muy conseguido. Lo del ejército de elfos es un buen efecto, le da un giro interesante al relato. Enhorabuena.
    V.

    ResponderEliminar
  2. Bueno y divertido, yo que me estaba entusiasmando con ese viaje entre nubes contemplando elfos y no, tiene que gritar el profesor...

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta el desarrollo, Ern, el final no tanto. Está ya muy trillado lo de dormirse en clase.

    Par de abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo creo que estaba aprendiendo más geografía así que el resto de la clase con las explicaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, yo era de los que se dormían en clase.
    V, Elisa, me alegro de que os guste.
    Lola, yo, con que te guste el desarrollo, ya estoy contento.
    Anita, estoy de acuerdo, la geografía se aprende viajando aunque sea con la imaginación.
    Gracias, majos.

    ResponderEliminar

LA MICROENCICLOPEDIA EN AMANECE METROPOLIS

Esta mañana la Microenciclopedia se ha despertado en la Revista Cultural Amanece Metrópolis , que dedica una atención especial y continua...