domingo, 3 de abril de 2011

GANCHO DE IZQUIERDAS: LA GATA

En su huida la gata saltó desde el tejado de zinc, rasgó la pantalla con las uñas, corrió por las butacas y se lanzó a los brazos del acomodador.

Con este microrrelato-homenaje he participado, sin éxito, en el Cuenta 140 de esta semana.

7 comentarios:

  1. Qué ojos los de la gata... Pues a mí me ha gustado.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me ha gustado. A menudo, al Montero se le escapan buenos micros.

    Besos gatunos.

    ResponderEliminar
  3. Lo soño la propia Liz al salir de ver "La rosa purpura de El Cairo" a modo de autoclonacion en perpetuo estado de gracia/belleza

    ResponderEliminar
  4. Pues yo tuve aún menos éxito, Ernesto, porque no participé.
    Abrazos,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  5. Primo lejano:
    Me he leído tu blog del tirón: suerte que escribes micros y no folletín decimonónico.
    Tus micros son soberbios como de costumbre. Yo ya casi nunca escribo obras de "encargo", a no ser que, nada más leer las bases, se me ocurra una idea a la que no me pueda resistir.
    Tampoco escribo ya apenas micros, y la distancia en la que me encuentro más cómodo es el cuento de cinco a diez páginas. Por contraste, las novelas cada vez me salen más breves: quizá lo que escribo sean cuentos extralargos (un género que estoy por patentar).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Le has cogido el tranquillo Ernesto, no cabe duda :) Queremos más!

    ResponderEliminar
  7. Lola, Manu, para gustos, los pantones.
    Pablo, a mí el 140 me sirve sobre todo para sacar micros de pequeñas frases que luego piden más desarrollo.
    Juan Carlos, bienvenido. Para mí la distancia perfecta del relato es entre 5 y 10 páginas. Lo que de verdad espero es poder leer una novela tuya muy pronto.
    Paula, habrá más, espero...
    Gracias a todos por pasaros

    ResponderEliminar

97º ASALTO: VOLVER A EMPEZAR (Ganador semanal en Relatos en Cadena)

foto tomada de la web VOLVER A EMPEZAR El crujir de las hojas les recuerda lo solos que están. La vegetación se ha ido extendiendo ...