jueves, 21 de abril de 2011

12º ASALTO: LA PARTIDA


Todos apretujados en aquel enorme congelador de un bar de mala muerte a las puertas del cielo, mientras en una mesa coja se juegan nuestras almas al póquer. Dios lleva una mala racha que le ha costado millones de almas y el Diablo se burla de Él, tarareando esa música infernal que tanto detesta, los ABDC o como se llamen, mientras bebe, fuma y se pasa la prohibición por el rabo. Dios sabe que bastaría un sencillo milagro para pillar cuatro ases y ganar sin problemas, pero no puede hacer trampas. ¡Mierda de cartas!, piensa. Daría medio reino por pedirse un whisky y poder decir tacos.

4 comentarios:

  1. Siempre puede abdicar, ¿no? Un relato muy canalla. Mola.

    ResponderEliminar
  2. Curioso, yo también escribí un micro en el que se contemplaba ese mismo tema como un juego, en mi caso de niños

    http://ediciones-irreverentes.blogspot.com/2010/04/relato-028-juan-garrido-espana.html

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Manu, qué difícil es renunciar al poder.
    Juan Carlos, muy divertido tu relato. La lucha entre Dios y el Diablo (o el bien y el mal) es un clásico que siempre da juego.

    ResponderEliminar

LA MICROENCICLOPEDIA EN AMANECE METROPOLIS

Esta mañana la Microenciclopedia se ha despertado en la Revista Cultural Amanece Metrópolis , que dedica una atención especial y continua...